Lg/ As Nogueiras 36

             36153 - Pontevedra

666 132 507

También atendemos WhatsApp

BLOG

Factores a tener en cuenta en la socialización

Si queremos que nuestro cachorro se relacione correctamente el día de mañana, debemos tener en cuenta tres puntos fundamentales:

1. Número y variedad de experiencias

Cuanto mayor sea el número de experiencias que tenga, y más heterogéneas sean éstas, mejor.

2. Cómo llega a ellas

¿Qué hacemos antes de dejar que nuestro cachorro de acerque a otros perros, personas u otros animales? Lo ideal es que se acerque de forma tranquila y segura. Si no se atreve, podemos animarle un poco acercándonos nosotros también. Si está demasiado excitado, deberíamos esperar a que se relajase un poco antes de dejarle acercarse.

3. Qué sucede durante esa experiencia

Es muy importante que las experiencias que tenga el cachorro sean satisfactorias. Si creemos que la experiencia puede ser desagradable y se la podemos ahorrar, se la ahorramos. Los cachorros normalmente se reponen rápido de cualquier situación, pero si no fuera así, deberíamos solucionarlo cuanto antes presentando situaciones más asequibles y dándole tiempo para que gestione.

 

Socialización con personas

Debemos intentar que nuestro perro se relacione con cuantas más personas y más diferentes mejor. Podemos tener en cuenta la edad, sexo, altura, raza, condición física, complementos que lleve, manera de moverse, tono de voz, etc.

Cómo acercarnos a un perro

Si tenemos un cachorro cohibido debemos intentar que las personas no se acerquen a él directamente, invadiéndolo, si no que dejen que el cachorro tome la decisión de acercarse. Si están agachados, no lo miran fijamente, dan palmadas suavemente o se desplazan en dirección contraria al perro; será más fácil que éste se acerque. También puede ayudar que le ofrezcan algo de comer que le guste mucho.

Si tenemos un cachorro muy sociable debemos evitar acariciarlo si se nos sube, sobre todo si cuando sea adulto no vamos a querer que se vaya subiendo a todo el mundo. Además, debemos evitar que se acerque a la gente sobreexcitado o tirando de la correa. Es preferible esperar un poco y cuando esté más tranquilo dejar que se acerque.

Manipulación

El perro debe acostumbrarse a que lo toquemos mientras está comiendo, jugando o durmiendo. Si tuviéramos algún problema con la manipulación del cachorro, lo ideal sería que un profesional evaluara las causas y nos propusiera un plan de trabajo adaptado.

Podemos aprovechar la toma de comida para cepillarlo, simular que lo secamos con una toalla o mojarle una pata con un poco de agua. De esta forma fortaleceremos nuestro vínculo y cuando lo tengamos que bañar será una experiencia mucho más agradable para ambos.

 

Socialización con perros

Debemos procurar que nuestro perro se relacione con perros de distintos tamaños, razas y edades, pero hay que tener especial cuidado con que los perros con los que le dejemos relacionarse sean sociables con los cachorros. Es preferible que esté con menos perros y estas experiencias sean buenas a que conozca a muchos y tenga experiencias desagradables. 

Cuando se acerque a otro perro

Evitar que se acerquen tirando de la correa

Si está tirando nos paramos y esperamos a que deje de tirar. Así, evitaremos que se acerque demasiado excitado a otros perros y se relacione de forma inadecuada.

No dar tirones de correa durante la presentación

Mientras esté saludando a otro perro debemos procurar que no haya tensión en la correa ya que se genera a su vez tensión en el cachorro. Si queremos que se relaje los toques pueden activarlo más.

 

Socialización con otros animales

Si ya sabemos que el cachorro va a estar en contacto con otros animales en su etapa adulta es importante hacer una buena socialización con los mismos. Si no creemos que va a convivir con otros animales tampoco está de más que los socialicemos con los animales que podamos: gatos, gallinas, caballos, ovejas, conejos... 

En estas presentaciones debemos tener especial cuidado y realizarlas de manera controlada para que ni el cachorro ni el otro animal salgan mal parados.

Con cachorros con instintos de caza/presa elevados y animales pequeños podemos empezar haciendo la presentación a través de una jaula o similar y, si el cachorro se mantiene estable, ir acercándolo progresivamente.

Con animales grandes que puedan hacer daño al cachorro empezaremos de manera similar: a través de una valla, o sujetándolo de la correa a una distancia prudencial. 

 
Por último, recordad que la socialización es algo que debemos trabajar durante todo el desarrollo del cachorro, de forma regular y sin forzar al perro.